Cómo mantener los alimentos seguros luego de un apagón

Cómo mantener los alimentos seguros luego de un apagón

Alimentos seguros y sin bacterias Un apagón puede ocurrir en cualquier momento y es esencial saber cómo mantener los alimentos seguros cuando no hay electricidad. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (U.S. Food and Drug Administration) ofrece muchos consejos para que sepas qué precauciones tomar para que no se malogre la comida. ¿Cuál es el primer paso? Disponer de un plan y saber cuáles precauciones tomar si un apagón llegara a ocurrir.

Prepárate

Planea por anticipado cómo mantener los alimentos seguros en caso de un apagón. Aprovisiónate de suministros con antelación, o asegúrate de saber dónde obtenerlos en caso de que sea necesario.

  • Utiliza un termómetro de nevera (refrigeradora) y congelador, y asegúrate antes de un apagón de que la nevera esté a una temperatura igual o inferior a 40 grados F y que el congelador esté a una temperatura igual o inferior a 0 grados F.
  • Planea tener hielo. Asegúrate de saber dónde conseguir hielo seco o en bloque. Haz cubitos de hielo y congela recipientes de agua o bolsas de gel para ayudar a mantener fríos los alimentos en el congelador, la nevera, refrigeradora o una hielera.
  • Ten a mano hieleras para guardar comida refrigerada si no va a haber electricidad durante más de 4 horas.
  • Congela los alimentos refrigerados que no vas a necesitar de inmediato y coloca los alimentos juntos en el congelador.
  • Surte tu dispensa con alimentos listos para comer suficientes para unos días que no necesites cocinar o refrigerar.

Si se corta la electricidad

Las temperaturas frías retardan el crecimiento de las bacterias dañinas, por lo que es muy importante mantener los alimentos a temperaturas seguras para reducir el riesgo de enfermedades transmitidas por alimentos.

  • Mantén las puertas de la nevera y del congelador cerradas lo más posible. La nevera mantendrá las comidas frías durante unas 4 horas, y un congelador lleno mantendrá la temperatura durante aproximadamente 48 horas (24 horas si está medio lleno) si no es abierto.
  • Utiliza hielo (seco o en bloque, cubitos de hielo, y recipientes de agua congelados o bolsas de gel) para mantener tu nevera o congelador lo más frío posible.

Cuando se restablece la electricidad

Antes de comer cualquier alimento después de un apagón de electricidad, revisa las temperaturas dentro de la nevera y el congelador.

  • Si la falla eléctrica no ha durado más de 4 horas, los alimentos refrigerados se podrán consumir mientras no se llegaran a abrir las puertas.  Desecha los alimentos no perecederos (tales como la carne, el pollo, los mariscos, la leche, los huevos y las sobras) que han estado sobre los 40 grados F durante 2 horas o más.
  • Si el termómetro del congelador registra 40 grados F o menos, los alimentos son seguros y se pueden volver a congelar. Si no dispones de un termómetro en el congelador, revisa cada paquete para determinar si es seguro; no confíes en la apariencia o el olor.  Si la comida todavía contiene cristales de hielo o su temperatura no supera los 40 grados F, se puede congelar de nuevo o cocinar.
  • Ten presente que los alimentos no perecederos que no se mantengan refrigerados o congelados adecuadamente, podrían causar enfermedades transmitidas por alimentos si se consumen, incluso después de haber sido cocinados completamente.

Mantén alimentos seguros en caso de apagón eléctrico

Para más información, mira un video acerca de la seguridad de los alimentos durante un apagón eléctrico.

Learn about food safety after a power outage here